La doctora que se hartó de atar a sus ancianos, y decidió restaurar su dignidad.

Para quienes como yo piensan que en nuestro país el cuidado de los ancianos es de gran calidad -y lo es en muchos sentidos- les puede sorprender descubrir que sigue siendo habitual una práctica desterrada en otros países europeos, Estados Unidos o Japón: la sujeción de los ancianos.

En residencias geriátricas y hospitales españoles es frecuente recurrir a atarlos físicamente a las sillas o camas, o sedarlos con fármacos. Este hecho nos hace sentir incómodos pero ¿acaso hay otra manera de resolver las causas que llevan a sujetar?

Ana Urrutia, Presidenta de la Fundación Cuidados Dignos

La doctora Ana Urrutia, movida por su compasión y por su orgullo profesional, decidió  demostrarse a sí misma que era capaz de cuidar de “sus ancianos” sin dejar de lado su dignidad y su autonomía.

Con atrevimiento, observación y el apoyo de su equipo, atravesó lo desconocido y desarrolló un método de cuidado sin sujeciones, refutando con hechos muchos falsos argumentos con los que otros se resisten al cambio.

Hoy, a través de la Fundación Cuidados Dignos, extiende este modelo a cuantos centros se muestran dispuestos a asumir el reto. Suman hasta ahora más de 150 en toda España. Confiamos en que cuidar sin sujeciones no tarde en  convertirse en lo normal.

No os perdáis la entrevista porque está llena de lecciones sobre la dignidad humana.

Para saber más

  • Web de la Fundación Cuidados Dignos
  • “Dignidad en palabras” recoge la opinión de varios ancianos que viven en residencias donde no se sujeta, sobre si les parece aceptable esa práctica.

 

There are no comments yet

× You need to log in to enter the discussion
¿Qué quieres cambiar?

[contact-form-7 id=”328″ title=”¿Qué quieres cambiar?”]

CERRAR