Si quieres buena energía, apúntate a una cooperativa

portada_Cooperativas_bn

Para el consumidor consciente, nuestro sistema energético es desesperanzador. Y luchar en solitario puede ser agotador. 
En cambio, en un colectivo bien armonizado somos capaces de crear soluciones ingeniosas, eficaces y motivantes. Hoy por hoy, las cooperativas de energía son el camino más efectivo para resolver el dilema de cómo consumir solo energía renovable y libre (en gran medida) de los mecanismos de especulación y desigualdad que campan a sus anchas.

Después de estudiar  las opciones de ahorro -siempre el ahorro primero- y la autoproducción, descubrí la existencia de pequeños oasis en medio del desierto oligopolista: las cooperativas de energía.

Como toda cooperativa que sea digna de su nombre, se basan en la autogestión participativa e igualitaria. Aprovechan los resquicios de verdadera liberalización que hay en el mercado para resolver sus propias necesidades. Aquí el consumidor se autoabastece, aliándose con otros muchos consumidores conscientes para dar la espalda a los intermediarios abusivos que dominan el panorama.

Me llamó la atención especialmente SOM Energía, por ser la más veterana y haber nacido en la ciudad en la que vivo, Girona. Su web resolvió muchas de mis dudas satisfactoriamente. Buenas sensaciones para empezar, pero antes de dar el salto prefería indagar un poco más y tuvieron la amabilidad de recibirme y dejarme grabar la entrevista:

En resumidas cuentas, esta cooperativa ilusiona:

  • Compra solo energía que está certificada como procedente de fuentes renovables. Preferentemente a pequeños productores.
  • También tiene plantas de producción propia, que actualmente cubren el 8% de las necesidades.
  • Los precios de tarifa se establecen de forma justa y transparente, a precio de coste para la cooperativa, sin beneficios. Actualmente se compra en el pool (mercado eléctrico de mayorista, diario).
  • Su aspiración  a largo plazo es llegar a producir el 100% de la energía que utilizan sus socios. En ese escenario no dependerían del pool, sino que el precio podría bajarse hasta simplemente cubrir los gastos de producción y administración.
  • No se han financiado en ningún momento a través de bancos. Todas las inversiones hasta la fecha se han hecho con fondos procedentes de aportaciones, ya sean obligatorias (cuota única de entrada de 100 euros) o voluntarias.
  • De momento no han tenido superávit, pero está previsto que pueda haberlo en 2015, y entonces los socios decidirán en asamblea como dedicarlo a reducir las tarifas, invertir en producción propia, en campañas de ahorro, etc.
  • Las decisiones se toman de forma colectiva, trasladando las aportaciones de cada grupo local a una asamblea general donde se incorporan a la estrategia de la cooperativa.
  • Se va mucho más allá de la relación proveedor-cliente, ya que un buen número de los clientes son socios comprometidos, que trabajan por el proyecto y crean fuertes lazos personales.
  • Acaban de lanzar una campaña de autofinanciación llamada Generación KWH1), una inteligente manera de conseguir financiación para nuevas plantas, invitando a los socios a que inviertan sus ahorros en adelantar el pago del consumo de un año, que se les será devuelto en forma de descuento en la factura durante los siguientes. Dependerá de la evolución de los precios de mercado que estos patrocinadores puedan además obtener un cierto interés. Es una forma de facilitar la inversión en un proyecto ético, del que además eres partícipe, sin necesidad de pasar por la banca ética.

¿Qué puedo decir? Renovables, autogestión, educación, creatividad, independencia de los bancos, … Cumple todo lo que estaba buscando. Voy a reunir mis 100 euros para entrar cuanto antes, y comprobar en el terreno que la práctica es tan guapa como la teoría.

Y lo mejor de todo: hay mucho camino por delante. Con un buen número de personas comprometidas,  cierta capacidad de autofinanciación y ganas de crear ¿Cuántas más innovaciones veremos nacer de esta cooperativa?

Ya no hay excusa para no hacer nada. Si no eres tan valiente como para enfrentarte al Sistema en solitario,  cambiarte a SOM es tan fácil como cambiar a cualquier otra compañía.

Hay otras cooperativas por todo el territorio español, entiendo que con el mismo esquema de funcionamiento. Esperemos que el modelo se reproduzca y los lazos entre ellas se consoliden, porque los pequeños podemos hacer grandes cosas remando juntos.

Y ojo, no caigamos en la trampa de pensar “estoy apuntado, ya he cumplido”. Dejar de consumir más de lo verdaderamente necesario, es el criterio number one, y esto se ha de hacer en la intimidad de tu casa.

Para saber más...   [ + ]

There are no comments yet

× You need to log in to enter the discussion
¿Qué quieres cambiar?

[contact-form-7 id=”328″ title=”¿Qué quieres cambiar?”]

CERRAR